El pasado 27 de Abril, el Parlamento Europeo tomó la decisión de nombrar al 2018 como año Europeo del Patrimonio Cultural.

La votación es el resultado de un acuerdo político que alcanzó el Consejo y el Parlamento Europeo el pasado mes de febrero.

Se pretende realizar una serie de eventos que lleguen a todos los niveles de población: europeo, nacional, regional y  local. Es una oportunidad para que los ciudadanos europeos se sientan identificados con la cultura y los valores del continente.

El objetivo principal es poner al servicio de los ciudadanos el gran patrimonio con el que cuenta nuestro continente. Además, se reflexionará sobre los desafíos a los que se enfrenta este patrimonio debido a los cambios digitales, la presión digital y física de los lugares en los que se encuentra el patrimonio y el tráfico ilícito de bienes culturales.

2018 patrimonio cultural Europa

Asimismo, es una oportunidad para mostrar la fortaleza económica que tiene el sector en Europa. Más de 300.000 personas trabajan directamente con el patrimonio europeo, y se crean más de 7, 8 millones de puestos indirectos, en sectores como turismo, transportes, traducción, mantenimiento y seguridad del patrimonio.

El proyecto recibirá 8 millones de euros, parte de los cuales irán destinados al programa “Europa Creativa”, que financia proyectos de cooperación transnacional en el ámbito del patrimonio cultural. Además, se realizarán numerosas iniciativas y proyectos financiados por Horizonte 2020, Natura 2000, Europa para los Ciudadanos, Erasmus +, el programa europeo para las pequeñas y medianas empresas (COSME) y los Fondos Estructurales y de Inversión Europeo, Compromiso intersectorial de la UE para proteger el patrimonio cultural.

Objetivos

Los principales objetivos que se plantean para este año son:

  • Animar a la población a explorar el rico y diverso patrimonio cultural europeo.
  • Comprender y proteger su valor.
  • Reflexionar sobre el lugar que el patrimonio cultural ocupa en nuestras vidas.

Además en 2018 se pretende hacer énfasis en:

  • Cómo la cultura puede crear sociedades fuertes y unidas.
  • Cómo puede producir trabajo y prosperidad, centrándose en la contribución económica de pequeñas y medianas empresas, así como en el desarrollo local y regional.
  • Su importancia con nuestras relaciones en el resto del mundo, como son la prevención de conflictos o la reconstrucción si estos se produjeran.
  • Cómo proteger el patrimonio.