Francisco José García Gómez es el creador, junto a su equipo de investigación, DIPRODOCUS, del proyecto Arte Patrimonial. Este se centra en recoger el patrimonio mueble e intangible de los pueblos de la España despoblada, para crear un catálogo participativo y activo y evitar que ese patrimonio cultural se pierda.

Ya nos habló sobre el Máster en Dirección y Gestión de Industrias Culturales y Creativas. En esta ocasión, hemos hablado con él para que nos cuente cómo se ha creado y desarrollado el proyecto Arte Patrimonial.

Arte patrimonial

Eres el creador de DIPRODOCUS ¿Cómo surgió el proyecto?

Sí. Este es el nombre de nuestro grupo de investigación. Es el acrónimo de Dirección y Producción de Documentales. Así es como el grupo de investigación se identifica a nivel legal.

En lo que estamos centrados ahora mismo es en la plataforma digital Arte Patrimonial. Hemos empezado con el tema de la provincia de Valladolid, pero estamos abiertos a otros ámbitos geográficos, y lo que hacemos es una catalogación en vídeo de alta calidad y con imágenes 360 e imágenes fijas, para poner en valor el patrimonio y que se pueda usar en ayuntamientos u oficinas de turismo para promocionar el patrimonio.

Hoy en día, con el tema de la despoblación, corremos el riesgo de centrarnos en los “lugares importantes” y perder todo lo demás. Esta es nuestra intención, poner en valor el patrimonio de la España despoblada.

Estamos también realizando muchas reconstrucciones de edificios que se han perdido y que hemos ido identificando. Por ejemplo, estamos pendientes de que la diputación nos diga qué quiere hacer exactamente, pero ya hemos hecho una reconstrucción digital del Monasterio de Santa María de Matallana. Luego con las gafas de realidad virtual la intención es que se pueda realizar una visita. Además, hemos encontrado y dado cuerpo, no solo al monasterio, sino a la iglesia previa. Con un estudio muy exhaustivo, hemos descubierto por qué se empezó a deteriorar y a caer el monasterio. Las nuevas tecnologías nos han ayudado mucho en ese sentido.

Arte patrimonial servicios

¿Qué tipo de proceso seguís para hacer esta reconstrucción digital?

Vamos a cada sitio y le dedicamos a cada monumento unas dos horas. Luego también está todo lo que viene después, un proceso de investigación para escribir la historia del pueblo, la del edificio y, en el caso de Matallana, tomar hasta la última medida, hacer tomas en 3D, fotogrametría, capturar todas las texturas de las piedras, del suelo… y, a partir de ahí, un proceso bastante laborioso para levantar los muros y todo lo demás.

¿Cuántas poblaciones tenéis incluidas en el catálogo de la web?

Hay en torno a 30 poblaciones. Ahora tenemos una segunda fase en la que vamos a incluir unas cuantas más y, hacia junio, llegaremos a las 70 u 80 poblaciones de la provincia de Valladolid, más otros sitios que vamos a ir introduciendo. Nosotros empezamos por catalogar una iglesia por cada sitio, pero hay lugares que tienen más patrimonio. Medina de Río Seco tiene en total siete monumentos y vamos a ir a cubrir otros cuatro. Esa es un poco la intención.

En la web también hemos tenido hasta hace poco una visita virtual a las Edades del Hombre en 3D. Esto se ha desarrollado en Lerma. Nos encargaron hacer esta visita virtual en el monasterio en el que están ubicados en la ribera del Duero. Es un monasterio cisterciense que está muy bien conservado y hemos estado con ellos ayudándoles a promocionarlo.

Para realizar estos estudios patrimoniales sobre ciertos monumentos, ¿contáis con el apoyo de los ayuntamientos?

Sí, claro. Tenemos convenios. Como la mayoría del patrimonio es religioso, tenemos un convenio con el arzobispado porque son los gerentes de la mayoría de los edificios. Después hablamos con el ayuntamiento. Son pueblos pequeños y si empiezan a ver gente que desfila con todos los aparatos que llevamos puede ser raro. Vamos con todas las coberturas posibles porque muchas veces vamos a sitios apartados y si no hay alguien esperando para darnos acceso, no cumplimos con los tiempos. Nos sirve también para que ellos mismos hagan su promoción porque tras recoger todo lo que necesitamos, les damos los enlaces y las imágenes fijas con carácter altruista. Para las personas que están lejos, los emigrados, muchas veces es un acicate. Nos han llegado a decir que no tienen otra cosa a lo largo del año para acercarse a su lugar de origen.

¿También recogéis el patrimonio inmueble de las poblaciones que visitáis?

Si tienen alguna fiesta, sí. Vamos recogiendo poco a poco las romerías, festividades, conmemoraciones, tradiciones. La pena es que cada vez más nos encontramos con lugares en los que nos dicen que antes se hacían ciertos eventos, que los gestionaban determinados vecinos del pueblo y ya han muerto y ese patrimonio muere con ellos.

Lo que encontramos también, es mucha gente que, a través de la web o las redes sociales, nos felicitan mucho de fuera. Viven o trabajan fuera y te felicitan por poder ver la iglesia de su pueblo. También nos cuentan cosas de eventos que se solían hacer y eso también lo vamos recogiendo. Si no es así todo eso se pierde prácticamente.

Arte patrimonial

¿El ánimo del proyecto es que no se pierda el patrimonio cultural intangible y que se recoja el patrimonio mueble?

Sí, pero más que hacer pura catalogación, lo que queremos es una especie de catalogación activa. Por eso después de hacer las fotos las editamos para corregir si hay algún cable o un foco que se ha visto, algún fallo, también pintamos las iglesias. Si tienen goteras o manchas se las quitamos. Ya que son pueblos pequeños que muchas veces no tienen recursos, lo hacemos para que se vea todo lo más lustroso posible.

Esto después lo enviamos a todos los organismos competentes para que lo promocionen y para que, en algún momento, alguien se acerque y se visibilicen estos pueblos de la España despoblada. Es ponerles en el mapa. Guardamos las imágenes originales con las grietas, las humedades y todos los defectos para que, si en un momento determinado, viene una empresa y nos dice que han sacado una licitación para reformar ese edificio, les mandamos las fotos para que vean cómo está, para hacer un presupuesto. Nos suelen preguntar nuestra opinión sobre estos problemas y nosotros les ofrecemos nuestra ayuda hasta donde podemos. El campo de acción es muy amplio.


De interés

Máster en Dirección y Gestión de Industrias Culturales y Creativas

Web de Arte Patrimonial


Entrevista realizada por Silvia Panadero para IGECA