Es complicado determinar cuáles son las causas exactas por las que una persona hace una u otra determinada acción. Se suelen ver de vez en cuando peticiones en redes sociales para que se compren más productos locales, en los barrios, en los pueblos y no se tire tanto de Amazon Prime.

Muchas otras ocasiones se hace caso omiso de esto porque es más “cómodo”, porque es más “fácil” o puede que sea simplemente por esa inercia, a veces absurda, de hacer lo que la mayoría de la gente hace.

La situación del sector editorial en los últimos años.

Librería Alcaná

En 2015, de entre las actividades culturales divididas por sectores, los libros y la prensa aportaron un 33,7% al PIB de España. Según la Federación de Editores Europeos, en 2016, España fue uno de los cinco primeros países en cuanto a disponibilidad de títulos y publicación de novedades.

De hecho, de acuerdo con el informe, El Sector del Libro de abril de 2018 (con datos de años anteriores), en 2016 se publicaron 86.000 libros, un 8’3% más que en 2015. Lo que sí han bajado continuamente en los últimos tiempos son las tiradas que se hacen de cada obra, en este caso la cifra más baja registrada es de 2.749 ejemplares por título.

De forma generalizada, según el informe, son los libros de texto los que producen mayores ingresos en las editoriales en general, excepto en aquellas muy pequeñas donde los libros de ciencias sociales, humanidades y literatura tienen un mayor auge.

Está claro que el sector editorial sigue generando negocio. Se podría valorar cuánta calidad tienen los libros que se publican hoy en día, pero lo que es indiscutible es que se sigue vendiendo.

La globalización nos ha traído muchas ventajas, entre ellas el poder comprar casi cualquier cosa de casi cualquier parte del mundo sin movernos del sofá. Cuando el ciudadano quiere un libro, en muchos casos, recurre a grandes empresas distribuidoras como Amazon, Fnac o, en España, La Casa del Libro.

¿Qué puede hacer una librería de barrio contra esto?

La librería, Libros Alcaná, es una excepción rara en los días que corren. Está situada al norte de la ciudad de Madrid, en el distrito de Tetuán. Esta zona se caracteriza por ser un barrio obrero, conectado con el centro de la ciudad a través del metro.

Este fue el lugar escogido por el fundador para continuar con su negocio. El establecimiento ha estado en diferentes localizaciones hasta que se estableció en la calle Marqués de Viana, 52, pero siempre ha estado en calles muy cercanas a esta y dentro de este distrito. Lo curioso de Alcaná es que no es una librería al uso, ya que se encarga de una parte de la venta de libros que los grandes gigantes anteriormente mencionados aún están intentando colonizar. Se trata de un mercado de libros de segunda mano, usados y antiguos. Libros raros, que no se encuentran en los almacenes de Amazon o que llevan tiempo descatalogados.

Gráfica facturación del libro

Según el estudio ya mencionado, publicado por el Observatorio de la Lectura y el Libro, España tiene una de las redes de librerías más extensa y antiguas de Europa. También se menciona que, en cuanto a la venta de libros, las librerías tradicionales acumulaban, para 2016, el 35% de la facturación, mientras que en el caso de las grandes cadenas distribuidoras esta cifra subía hasta el 53%.

Miguel Díaz, actual gestor de Alcaná, nos comenta que para él la lucha contra estas multinacionales está perdida, aunque la especialización puede ser la solución, al menos de momento. “El hecho de tener libros de segunda mano hace que librerías como La Casa del Libro, Amazon, El Corte Inglés o Fnac, no dispongan de ello. No obstante, son tan grandes y con tantos medios, que están buscando ya ese hueco de mercado, captando a librerías que trabajen para ellos de alguna forma. Quieren conseguir esos libros que no son accesibles pidiéndolos directamente a un almacén. Son obras que la gente tenemos en nuestras casas y que un día decidimos vender para que estén en el circuito otra vez, pero no son libros que Amazon pueda adquirir para sus almacenes”.

Grafica número de librerías

En esta gráfica se puede apreciar, aunque los datos no son muy actuales como para tenerlos en cuenta hoy en día, que el número de librerías en 2016 seguía siendo notablemente inferior al de 2013, pese a la recuperación con respecto a 2014 y 2015.

En cuanto a la publicación en digital, a pesar de lo mucho que se habló en su momento de la muerte del papel y el auge del libro electrónico, el escenario actual no es exactamente así. El grosso de la población, en términos generales, parece preferir pasar las páginas a darle a un botón. Así, han aparecido en los últimos 10 años publicaciones como Jot Down Magazine en su formato de revista trimestral en papel o, más recientemente, la revista literaria Tales, que única y exclusivamente, difunde sus contenidos mediante el formato físico.

En 2015, la edición de libros digitales subía hasta representar el 27,5% del total de libros registrados en el ISBN. Es claro que es algo que está en alza y que aumenta progresivamente. Sin embargo, no ha sido la explosión que se esperaba o, al menos, no tan impactante como la transformación en la industria musical, en la que en poco más de 10 años, el streaming ha hecho que desaparezcan CD’s, DVD’s, walkmans, mp3, ipods, entre otros.

Gráfica precio del libro

Miguel Díaz apunta que “los grandes inventos que han arrasado rápidamente, en la música y la fotografía digital o, incluso, en la telefonía móvil, han tenido un avance imparable e impresionante. Eso no ha sucedido con el libro digital. No sé si cambiará esto en los próximos años, pero es un hecho que los ebooks no han tenido el mismo impacto en el sector del libro que el equivalente en la música o la fotografía digital”.

Quizá no se haya pensado que el gran enemigo de las pequeñas librerías de barrio, como lo es Libros Alcaná, no es la lectura digital, sino las grandes cadenas que tratan de hacerse con todo tipo de mercados, aunque ello signifique la despersonalización de los libros que se adquieren y el fin de una tradición librera que lleva siglos acompañándonos.


Relacionado:

El Sector del Libro en España abril de 2018 (Observatorio de la Lectura y el Libro)

Librería Libros Alcaná


Artículo realizado por Silvia Panadero, para el blog de IGECA.