evaluacion proyectos culturales

En qué consiste la evaluación de un proyecto cultural y por qué es tan importante para que salga bien.

De entre todas las fases por las que pasa una idea antes de convertirse en algo tangible, la evaluación es fundamental. Puede arrojar datos muy interesantes que pueden hacer, incluso, que se abandone el proyecto si, llegado a un punto, se percibe como inviable.

Antes de definir qué es y cómo se lleva a cabo una evaluación de este tipo, es preciso dejar claro qué es y qué pretende un proyecto cultural.

Definición de proyecto cultural

Un proyecto cultural, para empezar, es algo complicado de definir. Se podría decir que es la perspectiva de crear una empresa, evento, servicio o producto que tenga que ver con la cultura, entendida esta como la expresión de sentimientos, emociones o ideas a través de un proceso creativo.

El concepto proyecto cultural implica una prospección a futuro y reúne ciertas cualidades:

  • Genera un producto que crea un impacto.
  • Implica un proceso de conocimiento y aprendizaje.
  • Supone desarrollar el proceso de producción, que podrá ser distinto, o novedoso, dependiendo de las características del sector.
  • Se espera que provoque cierto movimiento en el entorno en el que se desarrolle.
  • Debe contribuir a transformar, en cierta medida, la cultura y perseguir resultados, teniendo en cuenta al público.

Una vez que se ha definido lo que es, a grandes rasgos, un proyecto cultural, se puede pasar a hablar de las diferentes fases por las que pasa y detenernos en la evaluación.

Fases de un proyecto cultural:

  1. Identificación de necesidades en el entorno.
  2. Establecimiento de objetivos.
  3. Planificación.
  4. Producción.
  5. Evaluación.

En qué consiste una evaluación dentro de un proyecto cultural

Cuando se habla de emprendimiento siempre está presente un componente de innovación. Es por ello que es recomendable realizar una evaluación, sobre el proyecto que se quiera emprender, antes, durante y tras haberlo puesto en marcha.

La evaluación puede arrojar datos positivos, en cuyo caso se sabría que hay que seguir por la misma línea de trabajo, o datos negativos, lo que indicaría que hay que repensar el modo en el que se está desarrollando el proyecto para poder devolverlo a un buen cauce.

Se podría decir que lo que se entiende como evaluar, se asocia a un proceso de revisión, cuyo objetivo último es mejorar el proyecto o asegurar su continuidad.

La evaluación no debe ser una fase más del proyecto, sino que debe estar presente de manera trasversal en todas, o la mayoría, de fases por las que pase la idea.

¿Por qué es necesaria la evaluación en un proyecto cultural?

Pueden existir diferentes motivos entre los que destacan:

  • Mejorar un proyecto.
  • Justificar la idoneidad de nuevas corrientes que complementen el proyecto existente.
  • Decidir la extinción del proyecto si los datos son muy negativos y no se ha cumplido con los objetivos.
  • Toma de decisiones como remodelación de equipo, reconocimiento profesional, premios, ascensos, aumento de medios, destitución o despido, entre otros.

como evaluar proyecto cultural

Cómo se evalúa un proyecto cultural

Normalmente, se emplea una tabla con distintos criterios que hay que cumplimentar para luego poder sopesar si el resultado es negativo o positivo.

Estos parámetros pueden variar en función del proyecto que se esté evaluando. No es igual intentar hacer un festival de cine que montar una librería, por tanto, los criterios de evaluación pueden variar en función de las necesidades de cda proyecto.

También es preciso hacer una diferenciación entre la evaluación de objetivos y la evaluación del proceso, además de dividir las tablas en aspectos positivos y aspectos negativos.

Aquí tenemos algunos ejemplos de la evaluación de objetivos:

Aspectos positivos

Elemento del proceso

Aspecto positivo

Razón

Cómo mantenerlo

Objetivo 1

Se consiguió en buena parte (75%)

El equipo tenía muy claros los pasos que seguir

Mantener motivación del equipo y dejar claro el resto de objetivos

Aspectos negativos

Elemento del proceso

Aspecto positivo

Razón

Cómo mantenerlo

Objetivo 2

Se consiguió una pequeña parte (20%)

No se estudió bien al público

Estudiar mejor al público y adaptar el contenido

De forma similar se evaluaría el proceso como tal.

Como se puede intuir, esta evaluación sería una vez ya llevado a cabo el evento o el proyecto cultural que ese esté evaluando. Se pueden hacer tantas evaluaciones como se consideren necesarias a lo largo del proceso y también después para poder valorar el impacto positivo o negativo que ha tenido en los espectadores o en los propios trabajadores que han participado en su creación.

Evaluar supone una de las fases más importantes dentro de la estrategia de un proyecto cultural. Hay que tenerla en cuenta y prestar atención a los resultados que arroja para saber si se debe seguir por el mismo camino o si es necesario dar un giro de 180 grados para que el proyecto pueda ser viable y gozar de éxito.

 


Formación relacionada

Curso Universitario de Especialización en Gestión Cultural

Técnico en Gestión Cultural

Máster en Gestión Cultural