A pesar de su importancia dentro del mundo de la música, muy pocos saben a ciencia cierta qué es y qué hace un productor musical. Te invitamos a leer nuestro post para conocer todos los entresijos de esta profesión tan fascinante.

Qué hace un productor musical

No podríamos entender la música sin la figura del productor musical. De hecho, se trata de un perfil que ha ganado muchísima relevancia en las últimas décadas. George Martin, Linda Perry, Alizzz o Phil Spector son algunos grandes ejemplos de ello. ¿Te apuntas a seguir sus pasos?


Qué es un productor musical

El productor de música es el responsable de convertir una mera idea musical en un producto competitivo listo para lanzarse al mercado. Por lo tanto, su trabajo consiste en gestionar íntegramente el proceso de producción, coordinando tanto aspectos creativos como técnicos.

Es importante precisar que ser productor no excluye la creación musical propiamente dicha. Así, podemos encontrar productores que también son autores o coautores, como Nile Rogers, y otros que solo se dedican a producir obras de terceros, como George Martin con los Beatles. 

No podríamos entender qué hace un productor musical sin aclarar antes que esta figura ha experimentado una notable evolución con el paso de los años. Ciertamente, en sus inicios, los productores se limitaban a supervisar la grabación de las canciones. Sin embargo, desde 1960 en adelante sus funciones comenzaron a aumentar a medida que lo hacía su participación en el proceso creativo.

Otro aspecto clave a la hora de comprender qué es un productor musical pasa por diferenciarlo de la figura del manager. Este último actúa como representante del artista y, en vez de tareas técnicas o artísticas, desempeña funciones promocionales.


Funciones del productor musical

Lo cierto es que responder a la pregunta de qué hace un productor musical es cualquier cosa menos fácil. No en vano, estamos hablando de un perfil extremadamente versátil, cuyas funciones se extienden a lo largo de todo el proceso musical. A ello hay que sumar que es posible encontrar profesionales más especializados y otros más generalistas.

Control de la producción y posproducción musical

En su faceta más técnica, el productor de música es la figura que está presente durante todo el proceso de producción musical ejecutado por el ingeniero de sonido. Es por ello que debe velar por la buena marcha de todas las fases que lo integran. 

  • Preproducción: el productor selecciona los temas que formarán parte del proyecto y participa en la creación de los arreglos musicales.
  • Grabación y edición de las pistas y overdubs (grabaciones adicionales): el productor decide dónde, cómo y cuándo se llevan a cabo estas labores.
  • Postproducción: es el encargado de que la edición y mezcla de la música grabada sean acordes con el estilo del artista y con los gustos del target al que va destinado el producto final.
  • Masterización y remasterización: con estos últimos retoques, el productor se asegura de ofrecer un producto musical de la máxima calidad.

Gestión administrativa 

Más allá de los aspectos artísticos o técnicos, “materializar” la música conlleva una serie de funciones gestoras. En este punto, es misión del productor musical desempeñar las siguientes tareas:

  • Creación y llevanza del presupuesto.
  • Selección del staff que desarrollará el proyecto (músicos, cantantes, ingenieros de sonido).También se encargará de recoger su participación en los créditos.
  • Coordinación de las agendas de todos todos los que integran el equipo de producción. 

Qué cualidades debe tener un buen productor musical

Cultura musical

Un conocimiento profundo de la música (armonía, solfeo, composición, tendencias, etc.) es esencial para desempeñar con éxito esta profesión. Por supuesto, tener “buen oído” también ayudará a identificar éxitos potenciales, y eso es algo que se adquiere con mucha práctica.

Nociones de ingeniería sonora

Si bien no desempeña directamente esta labor, el productor musical debe conocer cómo es el trabajo de un ingeniero de sonido para poder dirigirlo de manera eficaz. 

Trabajo en equipo

El lanzamiento de un proyecto musical requiere la participación de muchos trabajadores. El don de gentes, el liderazgo y las habilidades de comunicación serán imprescindibles para que ese equipo dé lo mejor de sí.

Destrezas administrativas

Para ser productor musical hay que dominar ciertas habilidades empresariales y financieras. Al fin y al cabo, habrá que gestionar los contratos del equipo y atenerse a un presupuesto.

Afán por seguir aprendiendo

No podemos obviar que la producción musical tiene un carácter poliédrico y evolutivo. En consecuencia, estos especialistas necesitan actualizarse y capacitarse continuamente para atender a las demandas del competitivo mercado musical.


Ahora que ya tienes claro quién es y qué hace un productor musical, es posible que hayas descubierto tu nueva vocación.

En tal caso, el primer paso de tu andadura debería ser apostar por la formación. Haz tu sueño realidad matriculándote ahora en alguna de nuestras propuestas formativas, como el Curso Universitario de Especialización en Dirección y Gestión de la Industria Musical.